Desatrancos 24h: 91 406 10 14

Servicio de desatranco 24 horas

Especialistas en instalación, reparación y rehabilitación integral de redes de saneamiento.

91 406 10 14

Empresa de pocería

Grupo Abarme, es una dinámica empresa que cuenta con más de 25 años de experiencia en el sector, estando consolidada en obras de pocería, desatrancos e inspecciones en redes de saneamiento con equipo robotizado de T.V.

Fuimos pioneros en España hace 15 años en la rehabilitación de tuberías de saneamiento sin tener que abrir zanjas, teniendo nuestro exclusivo sistema MANGAFLEX.

Hace 5 años desarrollamos y patentamos nuestro sistema HOVERLINE especialmente indicado para la renovación de bajantes de desagüe y cualquier desagüe entre 50 y 200mm siendo indiferente el material del mismo (fibrocemento, PVC, hierro fundido, plomo, etc.), dando servicio a comunidades de propietarios, empresas públicas y privadas, particulares y siendo el sistema escogido por PATRIMONIO NACIONAL para la renovación de sus edificios históricos a nivel nacional.

Más de 20 años de experiencia en la limpieza de desatascos y desatrancos de tuberías.

Nuestros objetivos

Ante todo, nuestro lema siempre ha sido servicio de calidad e información clara, fundamental para un estrecho entendimiento con nuestros clientes. Poniendo a disposición del mismo los medios técnicos y humanos más efectivos, para solucionar cualquier problema.

Por todo esto, ponemos a su disposición nuestro mejor aval, nuestros clientes.

Nuestras estrategias

Cada día nuestro equipo humano se esfuerza en dar el mejor y más eficaz servicio, un compromiso total con nuestros clientes que queda reflejado en cada aspecto de nuestro trabajo. Una apuesta por la evolución y el estudio constante de las nuevas tecnologías enfocadas a nuestro sector.

Por ello Grupo Abarme apuesta por el nuevo sistema MANGA EASY LINER. Un revolucionario sistema de reparación interior de tuberías que nos permite sin necesidad de levantar el pavimento la creación de una nueva tubería, reduciendo tiempos de ejecución y costes. Así como las molestias típicas que se sufren al realizar una obra de gran envergadura, ya sea en una vivienda particular o en un negocio.

¿Tienes algún atranco en tu vivienda o comunidad de vecinos?

No esperes más, disponemos de un servicio urgente 24 horas para solucionarlo rápidamente.

Eficacia en el diagnóstico

Causas de las averías más habituales

Principalmente son tres los problemas que nos podemos encontrar en una red de saneamiento:

  1. Errores en el diseño de la instalación.
  2. Errores o deficiencias en la construcción de la red.
  3. Utilización de materiales de baja calidad o materiales inadecuados para el correcto funcionamiento de la red de saneamiento.

Rotura de los tubulares y elementos accesorios, que pueden ser producidos por sobrecargas excesivas, tanto estáticas como dinámicas (trafico pesado, excesos en la compactación, etc.)

Rotura de las tuberías por asentamientos propios o inducidos por otras construcciones próximas.

Ataques externos a las tuberías por agresividad del terreno, corrientes vagabundas, penetración de raíces, etc.

Ataque por el interior de las tuberías debidos a vertidos ácidos, productos corrosivos o agresividad bacteriana sobre el hormigón de la tubería (formación de sulfuro de hidrógeno en zonas no ventiladas o zonas de decantación de materia orgánica).

Daños por acometidas defectuosas o trabajos realizados en la instalación por manos inexpertas.

Vertidos de residuos sólidos que obturan las tuberías.

Errores de cálculo y diseño más habituales

  • Erróneo dimensionado mecánico con infravaloración de las cargas que actúan sobre las tuberías.
  • Insuficiencia de diámetro de la conducción que implica la entrada en carga de la red y que puede provocar fallos en las juntas o incluso rotura de las tuberías por presión interior.
  • Ausencia de las juntas elásticas que van colocadas en las uniones de los tubulares (el colocarlas es laborioso y en ocasiones trabajoso y no son colocadas).
  • Erosión o desgaste de las tuberías por tramos con excesiva velocidad debido a pendientes elevadas o, por el contrario, a un proyecto de pendientes muy bajas que pueden ocasionar atrancos y fermentación de detritus orgánicos.
  • Perturbaciones hidráulicas e hidrodinámicas originadas por: cambio de sección con disposición errónea, encuentros de alcantarillas o arquetas con ángulos próximos a los 90º o cambios de dirección bruscos.

Defectos de ejecución más comunes

  • Instalación de tubos de diferente capacidad mecánica a la prevista o de tubos insuficientemente curados.
  • Apoyo contraindicado o mal ejecutado.
  • Sobrecarga de las tuberías por exceso de anchura de zanja, altura del relleno y daños ocasionados por la maquinaria de compactación, utilización de escombros en el relleno de la zanja o debido al tráfico de maquinaria pesada durante la ejecución de la obra.
  • Punzamiento o entrada en flexión de los tubulares por la colocación directa sobre el terreno o por ausencia de nichos, o por material de relleno vertido directa o bruscamente sobre la conducción.
  • Pérdida de la pendiente por defectos de alineación o de asiento.
  • Empleo de juntas de baja calidad o ejecución defectuosa de las uniones que pueden provocar pérdidas de la conducción o introducción de aguas provenientes del exterior (nivel freático por encima de la instalación).

Deficiencias de calidad de los elementos de la red más habituales

  • Baja calidad de los tubos, pozos y otros elementos, principalmente las juntas de unión.
  • Corrosión de los elementos metálicos de la red (equipos de bombeo, válvulas de compuerta) por falta de protección antioxidante, que pueden ocasionar graves accidentes a los operarios y mantenimiento.

Síntomas de un mal funcionamiento del sistema de evacuación, como consecuencia de defectos

  • Rotura de tuberías.
  • Problemas de capacidad hidráulica.
  • Pérdidas de agua.
  • Hundimientos.
  • Malos olores.
  • Humedades.
  • Contaminación del terreno o capa freática con vertidos industriales.
  • Infiltraciones a la tubería desde el terreno.

Rehabilitación

Se entiende por rehabilitación de tuberías la reparación de una tubería averiada de forma que vuelva a tener las características necesarias para cumplir adecuadamente con su función en condiciones similares a como lo hacia antes de producirse la avería. Al ejecutar una red se pueden presentar anomalías tales como falta de estanqueidad en las juntas o en los pozos, fisuras, grietas, roturas e incrustaciones, que pueden obligar a su reparación.

Durante la fase de operación de las tuberías también pueden darse circunstancias que averían los tubos u otros elementos de la tubería, impidiendo que ésta cumpla con su función, siendo preciso proceder a su reparación para recuperar su funcionalidad.

Las técnicas empleadas en la rehabilitación de tuberías, en general, son enormemente variadas. Los factores que considerar a la hora de decidirse entre una reposición tradicional o el empleo de técnicas sin zanja son:

COSTE: Generalmente las técnicas de rehabilitación o renovación presentarán unos costes inferiores a la reposición tradicional, siendo muy importante estimar qué porcentaje representan los costes de los diferentes sistemas existentes respecto a la reposición con apertura de zanja.

Impacto de la obra sobre el entorno: viviendas, locales, etc

Las obras de rehabilitación y renovación distorsionan en menor medida el entorno que la apertura de zanjas convencional. En este sentido las técnicas de trabajos sin zanja presentan mayores ventajas en zonas urbanas y edificios que en las zonas rurales o no urbanizadas, en las cuales no hay que realizar reposición de pavimentos ni de solados en el caso de apertura de zanja. En este contexto existen puntos singulares en que es prácticamente inviable la realización de una reposición por el sistema tradicional de apertura de zanja como por ejemplo el cruce de autopistas o líneas férreas por lo que se deberá recurrir a la rehabilitación de la red existente o bien a técnicas de instalación o renovación de tuberías sin zanja.

Imperativos de tiempo en la ejecución de la obra

En muchas ocasiones la rapidez en la ejecución de los trabajos es un factor determinante. En la mayoría de los casos los sistemas de rehabilitación o renovación ofrecen unos plazos de realización muy inferiores a la reposición convencional, los cuales dependerán del sistema empleado.

Condicionantes técnicos varios

Cada obra presenta unos condicionantes técnicos concretos que se deberán valorar adecuadamente, como pueden ser la existencia de acometidas, derivaciones penetrantes, necesidad de incrementar el diámetro, cumplimiento de los requerimientos sanitarios, etc.

Ante el método tradicional de rehabilitación con apertura de zanjas, nuestra propuesta de trabajos se basa en SISTEMA DE REHABILITACIÓN DE TODA CLASE DE TUBERÍAS Y CANALIZACIONES SIN APERTURA DE ZANJA. Una serie de sistemas que se combinan para obtener un resultado ÓPTIMO, RÁPIDO Y ECONÓMICO.

Método para conseguir una rehabilitación óptima

PRUEBAS DE ESTANQUEIDAD: Mediante este método, detectamos posibles fugas en cualquier tipo de tuberías, realizando una comprobación de la estanqueidad de las conexiones de los tubos que forman una red, tramo por tramo, mediante sistemas de obturación; combinado con una INSPECCIÓN DE EQUIPO DE TV ROBOTIZADO. Este servicio se aplica para hacer una inspección visual de los daños en el interior de una tubería, consiguiendo con ello una información óptima de todas las deficiencias de la tubería a reparar.

Una vez estudiado y localizado el problema, se aplica el sistema requerido, que puede ser una rotura puntual (PACKER) o una reparación integral de un tramo o toda una red de saneamiento (SISTEMA MANGAFLEX).

En estas rehabilitaciones integrales se aplican en ocasiones FRESADOS, que pueden ser anteriores a la rehabilitación para limpiar raíces, acometidas e incrustaciones. O bien, posteriores a la rehabilitación, con el fresado y apertura de las acometidas. Una vez finalizado el trabajo, se procede a la inspección con el equipo de TV, para la realización del informe. Estos sistemas se complementan con otros servicios que vienen descritos en este catálogo.

Conservación

Para poder elaborar un plan de mantenimiento adecuado a las redes existentes hay que tener en cuenta la edad de las mismas.

Se puede hacer una clasificación aproximada en función de la edad:

  • Redes con un periodo de vida superior a 50 años: Se trata de redes que probablemente requieran su renovación, no tanto por su deterioro estructural como por sus errores de diseño y cálculo.
  • Redes construidas en el periodo de vida de 20 a 50 años: Teniendo en cuenta los materiales empleados y la época en que se construyeron, si además tenemos en cuenta que los países desarrollados cifran entre un 2-3% el deterioro anual de las redes, probablemente requieran de un análisis global estatal al estilo de los realizados en otros países.
    Probablemente una parte requiera renovación, pero otra parte será adecuada para el nivel hidráulico y estructural exigido.
  • Redes con menos de 20 años de vida: Estas redes deben entrar rápidamente en un programa de mantenimiento, tras un análisis previo, para valorar se estado real, y lograr que la mayoría de estas redes cumplan la mayor longevidad posible.

Calidad

Nuestros más de 20 años de experiencia y nuestro personal altamente cualificado avalan un trabajo excelente y de calidad.

Rapidez

Disponemos de un servicio urgente durante las 24 horas del día para solucionar cualquier problema de atrancos.

Garantía

Cómo estamos seguros de que lo hacemos lo hacemos muy bien nuestro sistema MANGAFLEX tiene una garantía de 10 años.

Servicio urgente

Días disponibles

Años de garantía

Años de experiencia